Actualidad y divulgación científica. Noticias sobre ciencia, tecnología, salud y medio ambiente.

25.11.14

Presentado mapa del cáncer en el mundo

La revista The Lancet publica un estudio sobre el cáncer en el mundo, basado en 25,7 millones de adultos (15-99 años) y 75.000 niños (0-14 años) con diagnóstico de cáncer durante el periodo 1995-2009.
La supervivencia a los 5 años del cáncer de colon, rectal y cáncer de mama ha aumentado constantemente en los países más desarrollados. Para los pacientes diagnosticados durante 2005-09, la supervivencia de cáncer de colon y rectal alcanzó el 60% o más en 22 países de todo el mundo; para el cáncer de mama, la supervivencia a los 5 años se elevó a 85% o más en 17 países en todo el mundo.

El cáncer de hígado y el cáncer de pulmón siguen siendo letales en todas las naciones: para ambos tipos de cáncer, la supervivencia a 5 años es inferior al 20% en toda Europa, en el rango de 15 a 19% en América del Norte, y tan bajas como 7,9% en Mongolia y Tailandia.

Aumentos notables en la supervivencia a 5 años de cáncer de próstata se han producido en muchos países: la supervivencia aumentó en un 10-20% entre 1995-99 y 2005-09, en 22 países de América del Sur, Asia y Europa, pero la supervivencia todavía varía ampliamente en todo el mundo, desde menos del 60% en Bulgaria y Tailandia, hasta el 95% o más en Brasil, Puerto Rico, y los EE.UU..

 Para las mujeres con diagnóstico de cáncer de ovario, 2005-2009, la supervivencia a los 5 años fue del 40% o superior sólo en Ecuador, los EE.UU., y 17 países de Asia y Europa.

La supervivencia a 5 años para el cáncer de estómago de 2005-09, fue alta (54-58%) en Japón y Corea del Sur, en comparación con menos del 40% en otros países.

Por el contrario, la supervivencia a los 5 años de leucemia en adultos en Japón y Corea del Sur (18-23%) es menor que en la mayoría de los otros países. La supervivencia a los 5 años de la leucemia linfoblástica aguda infantil es inferior al 60% en varios países, pero hasta el 90% en Canadá y cuatro países europeos, lo que sugiere importantes deficiencias en el manejo de una enfermedad en gran parte curable.

Estos resultados diferentes pueden atribuirse a diferencias en el acceso a un diagnóstico temprano y un tratamiento óptimo.

Fuente: http://www.thelancet.com/journals/lancet/article/PIIS0140-6736(14)62038-9/fulltext