Actualidad y divulgación científica. Noticias sobre ciencia, tecnología, salud y medio ambiente.

18.1.14

Peligro: las estufas de gas pueden ser mortales

Es frecuente en invierno usar estufas a gas o bien braseros de carbón para combatir los rigores del frío. Pues bien, se debe extremar la seguridad y nunca dejar la estufa de gas encendida en un espacio cerrado. El gas al quemarse consume el oxígeno del aire y libera dióxido de carbono e incluso monóxido de carbono si la combustión no es correcta.
El monóxido de carbono(CO) es un gas producido por una mala combustión; es inodoro y muy venenoso ya que bloquea la hemoglobina de la sangre y puede provocar la muerte en poco tiempo.
Los braseros de carbón o leña también emiten CO por lo que su uso es peligroso.
Siempre hay que permitir que el aire fluya por la habitación, bien abriendo un poco una ventana o puerta con objeto de renovar el aire, aunque haya pérdidas de calor. Para mayor seguridad, lo mejor es no usar estufas a gas ni braseros de carbón.
Links:
1. ¿Cómo puede afectar mi salud el monóxido de carbono?
2. Prevenga el envenenamiento por monóxido de carbono(CO)
3. Monóxido de carbono en interiores