Actualidad y divulgación científica. Noticias sobre ciencia, tecnología, salud y medio ambiente.

17.1.14

Fosfina, un gas mortal

El Juzgado de Primera Instancia e Instrucción 2 de Alcalá de Guadaíra (Sevilla, España) que investiga las muertes por intoxicación de tres miembros de una familia de este municipio sevillano da por seguro que el causante de los fallecimientos es el fosfuro de aluminio(AlP) “o alguno de sus componentes”. Esta sustancia es un compuesto químico habitualmente usado para fumigar contra plagas de insectos o roedores y que al entrar en contacto con el aire libera fosfina(PH3), un gas altamente tóxico.
La fosfina es un gas incoloro, inflamable, que explota a temperatura ambiente y que huele a ajo o a pescado podrido. La ruta más probable de exposición a la fosfina es la inhalación. Los primeros síntomas de exposición aguda a la fosfina incluyen dolor del diafragma, náusea, vómitos, excitación y un olor a fósforo en el aliento. La exposición a niveles más altos puede producir debilidad, bronquitis, edema pulmonar, falta de aliento, convulsiones y la muerte.
El consumo de alimentos contaminados con el plaguicida de fosfuro metálico puede producir intoxicación por fosfina cuando el fosfuro sólido entra en contacto con el ácido del estómago. La fosfina y los fosfuros metálicos se usan para matar ratas en áreas usadas para almacenar granos, pero no deben ser usados en viviendas familiares. Guarde siempre los plaguicidas en envases seguros, en un lugar seguro, fuera del alcance de los niños.
Fuente: ¿Qué es la fosfina?