Actualidad y divulgación científica. Noticias sobre ciencia, tecnología, salud y medio ambiente.

20.1.14

85 personas acumulan tanta riqueza como la mitad de la población más pobre del planeta

La organización internacional Oxfam denuncia que las élites ricas se reparten el poder político para manipular las reglas del juego económico, socavando la democracia y creando un mundo en el que las 85 personas más ricas del mundo acumulan tanta riqueza como la mitad de la población más pobre del planeta junta.

"Resulta asombroso que en pleno siglo XXI una pequeña élite que podría caber en un sólo vagón de tren posea tanta riqueza como la mitad de la población más pobre del planeta". Abordar la desigualdad es clave "No podemos pretender ganar la lucha contra la pobreza si no hacemos frente a la desigualdad. Esta creciente lacra está creando un círculo vicioso en el que la riqueza y el poder están cada vez más concentrados en manos de unos pocos, haciendo que el resto tengamos que pelearnos por las pocas migajas sobrantes".

Las políticas instauradas con éxito por las personas más ricas durante las últimas décadas han dado lugar a la desregulación y la opacidad financieras, a paraísos fiscales, prácticas empresariales anticompetitivas, tipos impositivos bajos para las rentas altas y las inversiones, y recortes en políticas públicas destinadas a beneficiar a la mayoría. Las personas ricas no sólo ganan más dinero sino que, también, pagan menos impuestos.

Las empresas y las personas más ricas esconden billones de dólares en una compleja red de paraísos fiscales repartidos por todo el mundo. Se calcula que hay 21 billones de dólares no registrados o en terceros países.

En Europa se han impuesto medidas de austeridad que afectan a las clases medias y pobres, bajo una gran presión por parte de los mercados financieros cuyos acaudalados inversores, sin embargo, se han beneficiado de los planes de rescate públicos a las instituciones financieras.
En África, las empresas multinacionales aprovechan sus influencias para eludir el pago de impuestos y royalties, reduciendo, así, los recursos de los Gobiernos para combatir la pobreza.

Oxfam hace un llamamiento a los Gobiernos a que hagan frente a la desigualdad acabando con la opacidad financiera y la evasión y elusión fiscal a través de, entre otros, el G20; a invertir en una educación y una asistencia sanitaria universales; y a comprometerse a establecer el objetivo global de acabar con la desigualdad extrema en todos los países.
Fuente: http://www.oxfam.org