Actualidad y divulgación científica. Noticias sobre ciencia, tecnología, salud y medio ambiente.

30.11.13

Mercurio, un metal tóxico

El mercurio es un metal líquido a temperatura ambiente que es venenoso para los seres humanos y para otros organismos. Alrededor de la mitad del mercurio que entra en el medio ambiente procede de erupciones volcánicas y procesos geológicos, mientras la otra mitad es de origen humano. Se extrae de un mineral rojizo llamado cinabrio(sulfuro de mercurio, HgS).

Se encuentra en termómetros de mercurio, empastes de amalgama de mercurio, lámparas fluorescentes, componentes electrónicos, etc.
Se estima que unas 2.000 toneladas de origen humano son lanzadas al medio ambiente. Una cuarta parte procede de la combustión del carbón(impurificado con mercurio) en centrales térmicas y otras industrias como fundiciones y fábricas de cemento. Y un tercio proviene de la extracción de oro a pequeña escala. El oro se amalgama con el mercurio y después se hierve, se libera vapor de mercurio a la atmósfera y el oro aparece sólido.

En el agua, el mercurio forma una molécula muy tóxica, llamada metil-mercurio que es absorbido por plancton y algas que pasan a la cadena alimentaria hasta que llegan a nosotros en un proceso conocido como bioacumulación.

Los peces que más mercurio acumulan son el tiburón, el marlín y el pez espada, entre otros, por lo que no se recomienda su consumo a mujeres embarazadas y niños.

El mercurio es una neurotoxina, que afecta el cerebelo, que es la parte del cerebro que coordina el movimiento. También daña a los riñones y otros órganos, pero el daño neurológico que hace es irreversible.

Tabla de concentración de mercurio en pescados: ver