Actualidad y divulgación científica. Noticias sobre ciencia, tecnología, salud y medio ambiente.

7.11.13

Central nuclear de Fukushima: un peligro latente

La compañía TEPCO ha anunciado el comienzo de las operaciones para retirar 1.331 barras de combustible nuclear gastado y 202 sin usar, que se guardan en la piscina junto al reactor nº 4. Las barras serán transportadas a otra piscina de seguridad situada dentro de la central.

Es una operación muy delicada que puede durar un año o más y conlleva riesgos asociados, pues un accidente imprevisto puede dejar expuesto al aire el material nuclear y liberar grandes cantidades de radiactividad a la atmósfera.

El combustible nuclear gastado se guarda en piscinas para enfriarlo. El agua es renovada constantemente para retirar el calor liberado por los residuos nucleares; a la vez  el agua actúa escudo frente a la radiación que impide que escape al exterior.

Un científico canadiense, David Suzuki, ha declarado en una conferencia en la Universidad de Alberta, que un terremoto de intensidad 7 o mayor en Fukushima, podría diezmar Japón y forzar la evacuación de partes de la zona oeste de Estados Unidos, en alusión a posibles explosiones, no nucleares, de este combustible almacenado en las piscinas de cada reactor, en el supuesto de que el agua se evaporase y el material nuclear quedará expuesto al aire. Entonces, se liberarían grandes cantidades de material radiactivo a la atmósfera.
El riesgo existe y esperemos que este peor escenario nunca ocurra.
Fuente: RT
Vídeo explicativo editado por TEPCO del proceso de retirada de las barras de combustible gastado: ver