Actualidad y divulgación científica. Noticias sobre ciencia, tecnología, salud y medio ambiente.

15.10.13

El misterio de las gotas del Príncipe Rupert

Las gotas del Príncipe Rupert se forman cuando se vierte vidrio fundido sobre agua fría. El vidrio se enfría tomando la forma de un "renacuajo" con una fina cola. La curiosidad de estas gotas reside en que el bulbo no se rompe al ser golpeado con un martillo, mientras que si se daña ligeramente la cola se desintegra todo explosivamente.

Al fracturar la parte fina de la estructura, una gran cantidad de energía potencial almacenada en la gota de estructura amorfa se libera, desintegrándose hacia el bulbo a velocidades del orden de hasta 1.900 m/s, formando copos y polvo de vidrio, casi instantáneamente.
El bulbo se comporta como si fuese un arco de construcción, el cual soporta grandes fuerzas de compresión, mientras que la cola no.

Se cree que se crearon en Holanda, por lo que se conocen como "lágrimas holandesas", pero no fue hasta 1660 cuando fueron dadas a conocer en UK por el Príncipe Rupert, pero hasta 1920 no se conoció el por qué de este fenómeno, gracias a A.A. Grifith.


Ver vídeo: lagrimas holandesas